sábado, octubre 29, 2005


¿Bolivia, es un pais o que sera?, -es la pregunta-, ¿Bolivia debe refundarse o que sera?, -tambien es la pregunta-, y el futbol boliviano ¿que sera? si es que pensamos cambiar todo eso en nuestra querida patria; Me pregunto ahora yo, ¿y la politica boliviana no tiene otra cara?.
No entiendo como es que los mismos y los mismos y los mismos y asi por delante sigue con los mismos politicos, las mismas personas, las mismas caras. Acaso no somos unos 9.000.000 de bolivianos, acaso no existen realmente personas competentes que se pongan la camiseta por la patria, y hablando de camiseta acaso no pesa la verde, por que no empezar cambiandola de color, a una blanca, un conjunto blanco desde medias short, y polera, pues desde el maracanaso el brasil cambio a la amarilla conocida y ahora es pentacampeón y cambiaron.
Es verdaderamente necesario la refundacion del pais, osea, crear una nueva nacion con las mismas cosas, las mismas gentes, o los mismos pensamientos, ahi llego a la conclusion de que pais es ese.
Necesita realmente una nueva refundacion una nueva cara politica una nueva polera de la seleccion, una nueva economia, una nueva forma de pensar, les pido por favor ayudenme a pensar...

1 comentario:

Miguel Angel dijo...

Para construir un país mejor, lo que necesitamos es aprender a respetar las leyes, y no lo que se impone por unos cuantos en las calles, que creen que un muerto les da la legalidad y legitimidad para decidir cualquier política, o tratar de imponerla con gritos de autonomía o constituyente y tener la soberbia de pedir independencia.
Ahora nos encontramos en la incertidumbre de si hay o no elecciones, y esperar que se pongan de acuerdo los supuestos representantes del pueblo, que son las mismas personas que desde hace 20 años estan en el poder sin hacer nada, y los nuevos grandes políticos que creen que tiene la respuesta a todo, sin darse cuenta que ellos son también parte del problema.
Este es el primer gran paso para refundar Bolivia, respetar el nuevo reparto de escaños parlamentarios, que por ley corresponde.
De esta manera podremos llegar a poner los primeros cimientos del país que queremos construir. Respetando las leyes y el derecho de los demás.