jueves, octubre 25, 2007

Escuche y leí además respecto a los honores que hace el Presidente de Bolivia Evo Morales Aima a Ernesto “Che” Guevara, y como piensan algunas personas, que obviamente estuvieron de ambos lados, en la época la guerrilla de Ñancahuasu de 1967 en Bolivia se veía al “Che” como un guerrillero que venia a proponer otro método de política a nuestro País, y que en realidad nosotros no conocíamos y no teníamos la instrucción suficiente, para saber de socialismo, comunismo, y como no seria de otra forma, Los Estado Unidos y su lucha contra el comunismo nos hacia ver como un verdadero eje del mal. Lo cual claro esta, hoy por hoy, sabemos que no es así, pero tampoco es una solución el neoliberalismo fatalista que nos llevo hoy a que el presidente Evo pueda rendir honores al mártir de Ñancahuasu.
Tanto el comunismo no dio cierto en la era en que vivimos y tampoco esta dando cierto el neoliberalismo, entonces el mito ya de el “Che” en Bolivia y en el mundo dejo de ser una persona con ideales socialistas para ser un icono del cambio a nivel mundial, y la foto tomada por Alberto korda nos demuestra eso, y claro que hay un cambio a nivel mundial y mas que todo en Latinoamérica, con gobiernos pro socialista o socialista.
Ahora bien en aquella época 1967 el “Che” era algo malo alguien que pertenecía al mal, muy bien y la gente que lucho en contra de su campaña debe respeto por esos ideales de aquella época, claro esta, pero hoy que debe hacer el Presidente, rendirle honores o no al “Che”.

3 comentarios:

Clara Gescovich-Pepe Curti dijo...

Interesante punto de vista el tuyo. Yo soy argentina y vivo en Paraguay. Quiero saber más de Bolivia por eso estoy curioseando, también me gustaría que visites mi blog : muchasgraciasclaraypepe.blogspot.com , es de humor.

Sergio Asturizaga Rosso dijo...

Bueno el blog de humor interesante che!!!

Anónimo dijo...

El che asesinó a muchos cubanos, no creo que sea alguien que merezca honores,era un individuo intolerante que no lo pensaba dos veces en darle un tiro en la cabeza a cualquiera solo por el hecho de pensar diferente.